12/06/2012

Tartas rústicas de albahaca

Casi verano, tiempo perfecto de terraza, por las mañanas siempre hace fresco y al medio día sopla viento.De noche cenar con chaqueta chandal, como en el camping!

Ahora tenemos una especie de segundo salón fuera, reciclé trozos del antiguo sofá para fabricar uno nuevo.

En la playa los odio, esos de chiringuito moderno, me dan repelús también, pero el nuestro mola, y yastá.

La receta que va con todo esto…

TARTAS RÚSTICAS CON ALBAHACA

Dos recetas diferentes y sencillas.

Empezamos por la masa, añadiendole algún ingrediente más conseguiremos una base más sabrosa y original. En este caso una con tomate y otra con semillas de lino.

Ingredientes para la base de las tartas:

  • 200gr de harina
  • 100gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de agua
  • 1 cucharadita de salsa de tomate o tomate en polvo o 1 cucharadita de semillas de lino

La primera tarta la rellené de tomates pera mini cortados por la mitad, hojas de albahaca fresca y lomos de caballa en conserva desmigados.

La segunda, de base con lino, llevaba repollo cortado muy finito, aritos de cebolleta con albahaca fresca, queso idiazabal por encima, un poco de pimienta  negra recién molida y avellanas en trozos.

Al horno unos 15 minutos a 180ºC un chorrito de aceite de oliva por encima y listo.

Como proyecto veraniego estoy pensando en proponeros un curso Picnic, en el que cocinaremos recetas como éstas, para comer en cualquier parte, masas rellenas, bocadillos sabrosos y postres elaborados con frutas. Y para comprobar que funcionan, degustación con picnic simulado, en la terraza.

13/10/2011

los tomates de verdad

Quería darles las gracias a Morganne y Nacho por regalarnos estos maravillosos, jugosos y riquísimos tomates de su huerto.

Ya se nos había olvidado su textura, color, lo que crujiente y sabrosa que  es la piel.

Como son un lujo no he querido hacer ninguna receta especial con ellos, simplemente comerlos crudos con pan casero, sal gruesa y aceite de oliva… yasta!

El aceite de oliva que tenemos ahora en casa, es de Almería, de la Almazara de Lubrín, que Carmenana y Antonio nos recomendaron cuando fuimos  a visitarles, es suave y va muy bien con los tomates.

Y como esto es un trueque, me toca a mí preparar algo para llevarles, unos panes, algo dulce… qué preferirán!