12/06/2012

Tartas rústicas de albahaca

Casi verano, tiempo perfecto de terraza, por las mañanas siempre hace fresco y al medio día sopla viento.De noche cenar con chaqueta chandal, como en el camping!

Ahora tenemos una especie de segundo salón fuera, reciclé trozos del antiguo sofá para fabricar uno nuevo.

En la playa los odio, esos de chiringuito moderno, me dan repelús también, pero el nuestro mola, y yastá.

La receta que va con todo esto…

TARTAS RÚSTICAS CON ALBAHACA

Dos recetas diferentes y sencillas.

Empezamos por la masa, añadiendole algún ingrediente más conseguiremos una base más sabrosa y original. En este caso una con tomate y otra con semillas de lino.

Ingredientes para la base de las tartas:

  • 200gr de harina
  • 100gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de agua
  • 1 cucharadita de salsa de tomate o tomate en polvo o 1 cucharadita de semillas de lino

La primera tarta la rellené de tomates pera mini cortados por la mitad, hojas de albahaca fresca y lomos de caballa en conserva desmigados.

La segunda, de base con lino, llevaba repollo cortado muy finito, aritos de cebolleta con albahaca fresca, queso idiazabal por encima, un poco de pimienta  negra recién molida y avellanas en trozos.

Al horno unos 15 minutos a 180ºC un chorrito de aceite de oliva por encima y listo.

Como proyecto veraniego estoy pensando en proponeros un curso Picnic, en el que cocinaremos recetas como éstas, para comer en cualquier parte, masas rellenas, bocadillos sabrosos y postres elaborados con frutas. Y para comprobar que funcionan, degustación con picnic simulado, en la terraza.

28/07/2011

La princesa de los macarons

Una de estas tardes de verano vino Sara a la cocina Pinchín, acompañada de Lucía y Mónica, muy dispuesta a hacer unos ricos macarons, eso sí, rosas o violetas!


Mónica y Lucía también tenían muchas ganas de aprender como se elaboran estos dulces, yo formé equipo con Sara y las cuatro, paso a paso hicimos la masa.

Sara es nuestra alumna más joven, ya había hecho unos preciosos y bien de decorados cupcakes el año pasado, además, como ella me contó, hace muchas galletas  y otras recetas con Lucía, su mamá, en su casa. Los macarons tienen una elaboración complicada, pero Sara puede con todo, estuvo muy atenta y formal. Creo que sus partes favoritas fueron las de pintar la bandeja y los acabados con purpurina… ¡mucha purpurina!

Tamizamos los ingredientes, y aunque Sara me hacía trampas para terminar antes que Lucía, lo conseguimos. Tras el macaronage, lo más delicado, teníamos tres colores, rosa, turquesa y violeta.

Para hacer la tarea más fácil, dibujamos unos círculos en el papel vegetal, eso nos orienta a la hora de hacer las círculos de masa. ¡Cuanto mejor será si los dibujos son todas las amigas de Sara, Celifornia incluida!

Llegó la hora de dar forma a las conchas de almendra, yo sujeto y sara estruja la manga pastelera.

Lucía  y Mónica se defendieron muy bien con los suyos, el primero siempre sale raro pero con práctica acaban saliendo redonditos.

Mientras se hornean y enfrían, preparamos los rellenos y decoramos las bandejas que nos servirán para guardarlos.

Vamos a verlas!

Lucía y su bandeja con corazón rosa.

Mónica y su bandeja en tonos violetas y morados.

La bandeja colorida de Sara, le quedó  preciosa ¡y era reversible!

Solo queda buscar la pareja de cada pastita y rellenarlas.

Y el toque final, rematarlos con purpurina de diferentes colores, aquí se armó la de mi madre, a puñaos con ello, todavía queda por el suelo y la terraza…¡un baño de brillo que nos dimos!

Este curso se nos dió muy bien a todas, lo podéis comprobar con los ojos…

Las bandejas de cerca…

Lo pasamos muy bien, luego hicimos una degustación de helados cuando llegó Pedro, que también probó un macaron triple preparado por su hija Sara, especialmente para él.

¡Menudo terremoto, todavía tuvo fuerzas para hacer crakers con forma de comecocos y fantasmas!

¿Qué hacemos en el próximo… quizás helados?

11/05/2011

Llegó la primavera

Yo siempre digo que en Madrid casi no hay Primavera, viene el verano de golpe, pero estos días, después de una semana de lluvia el aire estaba fresco, por la mañana hacía frío fuera, calorín por el día y otra vez refresca de noche. El tiempo perfecto.

Ayer ya se acabó, duró dos días la primavera de este año, ahora ya es verano.

Este fin de semana en Pinchín hubo de nuevo cursos, cupcakes, donde lo pasamos pipa otra vez,  y la esperada 2ª convocatoria de elaboración de macarons, sobre todo la esperaba yo, para ver como resultaba una clase con más participantes, eran 4, y fue muy bien.

Y al día siguiente… !como se nota el cambio de luz!

Peparé estas galletas comecocos, recien hechas y con sus caras.

Al terminar el día inauguramos la temporada de mojitos en terraza, que bueno estaba, y que cara torollo que tengo en la foto!