03/10/2011

Mini tempura

Buscando información y leyendo sobre tempuras, encontré esta historia sobre su origen, en uno de mis blogs favoritos, Historias de la gastronomía del periodista gastronómico Caius Apicius.

Ésta fritura fue introducida en Japón por los misioneros portugueses y era un plato de Cuaresma, compuesto de verduras, mariscos, o pescados, probablemente su nombre derive de la expresión  ad tempora Cuaresmae.

Como en muchos otros platos tradicionales, se trataba de hacer cundir más los ingredientes principales, más caros que los que componen el rebozado. El resultado eran unos bocados abuñuelados en los que el continente casi dobla de volumen al contenido.

Una vez adoptado por los japoneses, el plato se refinó, y se convirtió en algo más sugerente a la vista y al paladar. La tempura pasó a ser un velo ligero, crujiente y sugerente que deja ver los ingredientes que la componen.

La gracioso, explica Caius Apicius en otro de sus artículos, es que el plato ha vuelto a sus orígenes y en algunos restaurantes se sirve ésta especialidad como lo que en un día fué, un simple buñuelo.

Para evitarlo he buscado algunas recetas de la pasta de tempura y algunos consejos de como freirla.

RECETA 1

  • 250 gr. de harina integral o blanca
  • 1 taza de agua muy fría, casi helada
  • 1 clara de huevo

RECETA 2

  • 250 gr. de harina
  • 5 gr. de levadura
  • 5gr. de azúcar
  • 5gr. de sal fina
  • 1 yema de huevo
  • 250ml de agua

RECETA DE SERGI AROLA

  • medio litro de agua fría
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 350 gr. de harina de trigo
  • 15 gr. de sal
  • 5  gr.de azúcar

Se diluye la levadura en el agua y luego se incorporan la harina, el azúcar y la sal. Se deja fermentar unas 3 horas y se utiliza inmediatamente, no dura de un día para otro.

Se bañan los ingredientes, verduras en mi caso, en la pasta bien fría y se fríen en aceite bien caliente, se dejan escurrir sobre papel absorbente y se sirven lo más rápido posible para que no pierdan el crujiente.

 

 

Me apeteció darle una vuelta al formato y servirla como aperitivo o como parte de un menú de tapas, en porciónes individuales de 5 verduritas, brócoli, champiñón zanahoria, calabacín y berenjena y una salsa de soja mezclada con mirim, sésamo negro y jengibre rallado.

Están servidos en una mini vaporera de bambú y el bol con la salsa es de un juego de té de viaje.

 

26/07/2011

Milhojas de verduras


Ésta es una receta muy fácil para urgencias de verano que se puede preparar con hojaldre comprado, pero con uno casero estará muchísimo mejor.

Hacer el hojaldre a mano da algo de trabajo, asi que, hago bastante cantidad, y lo congelo estirado en láminas.

Una vez a temperatura ambiente lo vuelvo a estirar para utilizarla.

Receta

INGREDIENTES

1 cebolleta

1 calabacín pequeño

1 berenjena pequeña

4 champiñones grandes

1/2 pimiento rojo

2 tomates

2 láminas de hojaldre

Piqué todas las verduras en brunoise, cuadradinos pequeños, y los eché empezando por la cebolleta en una sartén honda con un chorrito de aceite de oliva.

Lo salteé todo hasta que estuvo en su punto, lo desglasé con un chorrito de manzanilla y lo dejé enfriar.

Extendí dos láminas de hojaldre y las corté en 4 cuadrados cada una. Rellené cada capa con las verduras haciendo dos milhojas de cuatro capas cada una.


Pinté la última capa de hojaldre con huevo y lo metí en el horno a 200ºC para bajarlo, en cuanto suba el hojaldre a 180ºC.

Cuando lo vi dorado y la verdura borboteando lo saqué y lo dejé enfriar un poco. Queda crujiente y a la vez meloso por dentro.

En frío para llevar de picnic también estará muy rico. Se puede incluso montar las milhojas y congelarlas antes de hornear, bien envueltas en papel vegetal.

11/07/2011

Fideos soba de te verde con verduras

Una forma sencilla de preparar estos ricos fideos, que ya están sabrosos por si mismos y que las verduras acompañan estupendamente.

Tienen un toque picante  y rematados con un poco de Shichimi, un condimento japonés de siete especias, que lleva entre ellos piel de naranja y canela, están deliciosos.

Y la receta la tenéis aqui…

INGREDIENTES

  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento italiano rojo
  • 6 champiñones
  • 250gr de fideos de te verde
  • 500 ml de caldo de verduras con jengibre
  • una pizca de cayena molida

Picar las verduras en juliana, saltearlas en una sartén honda o en un wok, comenzando por la cebolla y la berenjena, ir añadiendo el resto hasta que estén en su punto, reducir con ellas un poco de vermut rojo.

Poner los fideos alrededor en la sartén, añadir un taza de caldo, en cuanto se ablanden intentar meterlos enteros en el recipiente, añadir más caldo cuando lo necesite hasta que estén cocidos, no pasarse de tiempo porque son muy finos. Remover para que no se peguen, añadir un chorrito final de caldo y retirar del fuego para que repose.

Al servirlos espolvorear  una pizca de Sichimi por encima y listos para comer, con palillos claro!