27/10/2010

El “cómo lo hice” de Pinchín

La sección Estilismo Culinario de la revista Atelier ha contado conmigo para un nuevo reportaje.

Se me ocurrio algo sobre pinchos salados…

V.O.S ( Versión original salada) una revisión de algunos clásicos dulces como muffins, cookies o flanes convertidos en apetecibles recetas saladas.

Después de redactar y cocinar hay que fotografiar. Aqui os dejo el “como lo hice” de esta sesión de estilismo culinario.

Muffins de tomate cherry, queso feta y romero.

Cookies de queso de cabra y nueces.

Flan salado de manzana, pistachos y curry.

13/10/2010

Un divertido curso Pinchín, mamás e hijas

María recibió por su cumpleaños un regalo diferente, un curso para ella y sus dos niñas en la

cocina-taller Pinchín.

Se trajo también a su hermana y su sobrina, porque les apetecía mucho poder compartir con ellas la experiencia.

Miriam y su hija María, María y sus hijas Miriam y Sofía llegaron con muchas ganas de aprender un poco más sobre el mundo de los cupcakes y de elaborarlos ellas mismas.

Sofia , la más pequeña, impaciente por empezar, jugaba a remover con la cuchara en el bol mientras hablábamos de las diferencias entre cupcakes, muffins y magdalenas, asi que le hicimos caso y nos pusimos a trabajar.

Ablandar, mezclar, batir y lo que más gustó a las niñas ¡añadir el color!

Después de mucho debate se decidieron por rojo, rosa, azul y amarillo… y qué no falte el violeta ¡es su favorito!

Mientras se horneaban batimos entre todas las coberturas, cremas de queso y de mantequilla coloreadas.

Al sonar el clin! del horno sacamos nuestros cupcakes con muy buena pinta y mejor olor, dan ganas de probarlos ya… ¡pero no! porque aún queda lo más divertido.

Con las mangas pasteleras aplicamos la cobertura y por último, solo quedaba espolvorear, salpicar y colocar chispitas, corazones, perlas y flores de muchos colores y diseños diferentes.

María con sus cupcakes…

Sofía con sus creaciones…

y Miriam con su cupcake favorito…

Se fueron con unas cajitas llenas de preciosos y deliciosos cupcakes para compartirlos con el resto de la familia.

Fué divertidísimo pasar la mañana con estas chicas, madres y niñas, todas guapísimas y estupendas reposteras.

¡Espero volver a verlas pronto!