20/01/2016

Talleres de invierno

bollitos

Con el frío y el invierno nosotros volvemos al calorín de la cocina-taller. Después de un otoño viajero y con actividades en otras escuelas y espacios nos apetece un poco de casa y compartir lo que hemos aprendido con todos los amigos que se animen a visitarnos.

Además de los monográficos sobre pan y bollería ahora podéis escoger entre pequeños talleres temáticos, de menor duración y precio. Menos complicaciones para que puedas hacernos un hueco y pasar la tarde del viernes cocinando con los peques, preparando recetas para un picnic o conociendo un poco mejor el mundo de las tendencias gastronómicas.

Estos temas irán variando, no dudes en sugerirme otros, los que más te apetezcan, también puedes consultar cambios en horarios y fechas.

IMG_20150924_125136662

TALLERES de STREET FOOD

Street food sessions: curso de bocados callejeros

Prepararemos juntos 3 tipos de bocados o tapas inspirados en la cocina de los puestos callejeros de distintas partes del mundo. Es un curso divertido, participativo y con ritmo, de no muy larga duración (De 1h y media a 2h).

Ideal para venir en pareja o en pandilla a prepararos la cena o  también solo, para impresionar en tus comidas y cenas con amigos con tus creaciones.

Es un taller relajado, sin apenas teoría, muy práctico, sin técnicas ni elaboraciones complicadas pero con mucho sabor! Pensado para disfrutar de la cocina que se come a pie de calle en otros países.

IMG_20151118_131742680

Durante el taller podeís elegir una consumición, cervezas regionales, artesanas, vinos naturales o cócteles típicos de diferentes paises (también opciones sin alcohol), para que estemos como en casa cocinando entre amigos. También es muy buen plan para una cita!

IMG_20150811_163954677

Los bocados cambian en cada sesión, puedes consultar antes los platos a realizar.

Entre ellos tacos caseros, kebabs, bahn-mi, quesadillas, gyozas y dumplings de diferentes tipos y orígenes, baos, bagels, crêpes, samosas, wraps, tortas, rollitos, empanadillas, english muffins, pizzas… y muchos más!

IMG_20151213_091536563

Próximas fechas disponibles…

fecha: jueves 28 de Enero, 2016
hora: 19:00h
precio: 30€
plazas disponibles: 6

fecha: viernes 12 de Febrero, 2016
hora: 18:00h
precio: 30€
plazas disponibles: Quedan 4 plazas

fecha: jueves 18 de Febrero, 2016
hora: 19:00h
precio: 30€
plazas disponibles: 

fecha: viernes 19 de Febrero, 2016
hora: 18:00h
precio: 30€
plazas disponibles: 6

 

13/04/2010

Diverxo, segunda visita

Justo un año después nos decidimos a volver a Diverxo, llamamos con pocas esperanzas el miércoles y por una anulación de última hora, conseguimos mesa para 2 a las tres y media del jueves.

Nosotros, confiaos en que da tiempo de sobra de ir y volver, nos subimos al tren, esa misma mañana a las 12, para ir a Móstoles a ver la expo de Sonic Youth.

Por supuesto llegamos tarde y además nos liamos con el tren y el metro, a las 4 por fín estábamos sentados en Diverxo. En el nuevo local, mucho más amplio, con cristaleras que dan a un jardín, luminoso y agradable, sillas con respaldo acolchadinas y cómodas, mucho espacio entre mesas.

Al entrar hay un bar muy oriental en un altillo y una especie de salón con sofas negros y mesitas. Vimos mucha gente tomar algo ahí después de comer. De frente una bodega y a la derecha el comedor, justo enfrente de éste, a través de los cristales se vé la cocina. Las zonas se dividen con unos bloques con una ventanuca hueca y con este mismo diseño hay un puesto donde están cubiertos, cristalería y menaje para los camareros.

Estuvimos muy a gusto en el nuevo espacio.

Llegamos un poco nerviosos por el retraso pero todos nos recibieron muy bien, muy amables y simpáticos.

A la hora que era solo podíamos optar al menú Express que consta de aperitivo, 2 primeros, pescado, carne y postre.

Los 2 aperitivos uno para compartir, los edamame con salsa de ají amarillo, que ya conocíamos y que seguían igual de ricos, incluso más porque la salsa de las judias de soja japonesas estaba más suave. Y eso que a mí me gustó mucho la fuerte, pero es cierto que eso te dejaba un poco anestesiada la boca nada más empezar y con el montón de matices que tienen los sabores de los platos era una pena.

Y el segundo aperitivo, el mejillón tigre estilo fusión, con escabeche de lima kéfir, sofrito de tomate y chile y huevas de pez volador, delicioso.

Son los únicos platos que repetimos, el sumiller Javier Arroyo se encargó de preguntarnos y anotar los que ya habíamos tomado en la visita anterior.

Escogí un vino, Miquel Gelabert Muscat Joven Blanco 2007, con el dulzor de la uva pero muy frutal y aromático, iba bien con los platos pero quizas debí escoger un vino con algo más de acidez. Dejando a un lado su armonía con los platos, este vino me moló bastante.

El primer entrante fue un dim sum el Bun relleno de trompetas de la muerte, cubierto de piel de leche con rábano sobre buey wagyu y con loncha de cecina de buey, no dejó alucinados, lo esponjoso del bun y lo cremoso del relleno sobre todo.

El segundo entrante, Chili Crab, basado en el plato típico de Singapur, en la versión Diverxo se sustituye el king crab por txangurro  y el chile por pimentón de la Vera, huevo de codorniz, salsa yuzu, un brioche de mantequilla tostada y tempura de cangrejo de cáscara blanda completan el plato. A mi me gustó muchísimo, el pimentón unificando el plato, el brioche, esponjosísimo, para mojar la salsa del txangurro y ese cangrejo blando, que no había probado hasta ahora, que me hizo mucha gracia.

El pescado, rape al estilo chifa,que es como se llama a la cocina china-peruana, se prepara con un glaseado express. Así han bautizado este método que consiste en meter la llama dentro del wok para sellar la carne del rape y que no se pase al glasearla. Lo acompañaban espárragos blancos, chips de raíz de loto, sésamo negro y guisantes. El punto del pescado y ese ligero sabor a humo, qué, según leo en otros blogs, tanto molesta a algunos a mi me entusiasmó.

El muslo de pato canetón (¿será de los Hermanos Gómez Ortiz?), con colmenillas y un yogur de textura indescriptible, el conjunto me gustó bastante.

Los postres comienzan con un tocinillo de cielo de mango con pimienta rosa que aparece sobre la tapa de un vaso de yogur de cristal, dentro nos encontramos una cuajada de leche de coco con helado de cilantro y jengibre confitado. Vaya rico.

Tofee de chocolate con velo de te verde, cubierto de trufa blanca de verano  y mimosa de chocolate (bizcocho congelado y rallado) con cristales de sal y un bombón de jengibre. Un postre muy elaborado y además muy bueno.

Tomamos un café para terminar aunque luego pensamos que preferíamos té… demasiado tarde.

Me quedé pensando si hablar con el chef para felicitarlo y darle las gracias por el enlace que hizo en su antigua página de mi primer post sobre Diverxo. Hubo todo el tiempo mucha gente preguntando  y hablando con David así que al final no me atreví y se lo dije al camarero simpático que nos trató estupendamente y se llevó mi tarjeta. Otra vez será.

Solo me queda decir que esta vez fue incluso mejor que la anterior y que nos va a costar encontrar un restaurante que nos guste más.