13/10/2011

los tomates de verdad

Quería darles las gracias a Morganne y Nacho por regalarnos estos maravillosos, jugosos y riquísimos tomates de su huerto.

Ya se nos había olvidado su textura, color, lo que crujiente y sabrosa que  es la piel.

Como son un lujo no he querido hacer ninguna receta especial con ellos, simplemente comerlos crudos con pan casero, sal gruesa y aceite de oliva… yasta!

El aceite de oliva que tenemos ahora en casa, es de Almería, de la Almazara de Lubrín, que Carmenana y Antonio nos recomendaron cuando fuimos  a visitarles, es suave y va muy bien con los tomates.

Y como esto es un trueque, me toca a mí preparar algo para llevarles, unos panes, algo dulce… qué preferirán!

26/09/2011

Los buñuelos

Unos buñuelinos, dorados y crujientes con miel por encima, lo más sencillo puede estár tan rico…

Hay muchísimas recetas y versiones de estos dulces, yo he probado una bastante fácil y rápida de hacer.

INGREDIENTES

  •  1 huevo
  • 1 y 1/2 tazas de harina
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cda. de polvo de hornear
  • 250 cc. de leche
  •  una pizca de sal
  •  Aceite para freír cantidad necesaria

Mezcla la harina, el azúcar, la sal y la levadura en polvo. En otro recipiente mezcla los huevos y la leche.  Incorpora la mezcla harina a la otra hasta conseguir una masa húmeda.

Fríe porciones de pasta en aceite bien caliente hasta que estén dorados, unos 4 minutos.

Escúrrelos sobre papel absorbente. Se pueden rebozar en azúcar o cubrir de miel o miel mezclada con un poco de agua. algún zumo o licor.

 

 

Serán un acompañamiento buenísimo para servir junto a un café o un poco de licor en el que mojarlos.

 

 


14/07/2011

Madeleines Pinchín

Cuando estuve en Paris, una compañera de trabajo y yo hacíamos campeonatos de magdalenas, bueno yo las cocinaba y ella decía que las suyas eran mejores. Yo me empeñaba en conseguir una mezcla perfecta entre la magdalena española y la madeleine francesa y así nació esta receta.

Lo que de verdad quería era que se parecieran a las de Stéphane Jego, el chef del restaurante L’Ami Jean. Las daba después del postre en un cuenco, recién hechas, crujientes por fuera y muy tiernas por dentro. Las más ricas que he probado.

INGREDIENTES

  • 225 g de harina
  • 175 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla
  • 1 paquete de levadura química
  • 4 huevos
  • ralladura de limón
  • 1 pizca de sal

Hay que batir los huevos y el azúcar hasta que éste no se vea, añadir la harina tamizada con la levadura, el pellizco de sal y la ralladura de limón. Después mezclar con la mantequilla fundida.

Enmantequillar los moldes, yo tengo uno de silicona, y rellenarlos con la ayuda de una cucharilla o de una manga pastelera, dejarlas reposar unos 20 min.

Meterlos en el horno, ya precalentado, a 220ºC durante 8 minutos más o menos.

Dejarlas enfriar antes de desmoldarlas y luego a disfrutarlas con un café crème.

15/02/2011

Pulpín con patatines, versión yo

Uno de mis platos favoritos es un guiso casero asturiano, el pulpo con patatines.

Preparé el otru día esta versión a la plancha, con alioli y pimientos del padrón.

Los mismos ingredientes pero dos platos bastante diferentes.

Para conseguir un pulpo tierno puedes darle golpazos o congelarlo el día anterior para descongelarlo antes de cocinar.

Ponemos a cocer el pulpo en agua hirviendo, con un trozo de cebolla y una hoja de laurel. Antes de dejarlo dentro hay que asustarlo, es decir, sumergirlo y sacarlo tres veces del agua. Deberá cocer durante una hora (o más dependiendo del tamaño).

Mientras, iremos preparando el alioli. Yo hago, un ajo, un chorro de aceite de oliva un chorrito de vinagre , sal, un huevo y ligo con aceite de girasol.

Freimos las patatas y los pimientos, en abundante aceite muy caliente, con cuidado que salta.

Cuando el pulpo haya enfriado lo cortamos en trozos grandes. En una plancha o en una sartén muy caliente con un poquín de aceite de oliva hacemos el pulpo hasta que esté marcado. Lo servimos sobre las patatas con un poco de sal gorda y el alioli.

Es muy facil y rápido de hacer si tenéis el pulpo ya preparado de antes o en una urgencia compràis de esos que vienen ya cocidos.
¡Ta muy rico!