02/02/2010

Quesería Valles del Oso

Todo empezó el año pasado, estuvimos en Gijón para ir al festival LEV, yo me acordé al pasar por Coalla de que había leido algo sobre un queso llamado Valles del Oso en un blog sobre gastronomía y entré a preguntar por curiosidad.

Lo tenían, pero íbamos directos al concierto, aún así, lo compramos y vino con nosotros, en el bolsillo del Saskin a ver Aphex Twin…

Ya en casa lo probamos y nos pareció excelente, investigando un poco me enteré que lo hacían con kefir y en la etiqueta descubrimos que la fábrica está muy cerca de la casa de los padres de Nacho. Lo apuntamos para la siguiente visita.

Éstas vacaciones nos acordamos y nos acercamos hasta Santo Adriano, que está un poco antes de llegar a Proaza.

Me fijé en un pequeño cartel en la carretera, al lado de una nave industrial y paramos.

La Quesería Valles del Oso está en  la Villa Tecnológica del Sabil, donde comienza la Senda del Oso.

En la puerta nos encontramos con un chico de mandil blanco que nos preguntó si queríamos comprar queso, una vez dentro charlamos y nos interesamos por visitar también la quesería.

Nuestro anfitrión resultó ser Xuan Carlos Villabrille, uno de los hermanos fundadores de esta empresa familiar, que nació con la ilusión de  recuperar un espacio rural como modo de vida, haciendo compatibles tradición y elaboración artesanal con tecnología y control.

De la mano de este maestro quesero pudimos visitar la cámara de maduración de los quesos, y ver el cuidado y la pasión que ponen en la  elaboración de estos quesos singulares, qué es como a ellos les gusta denominarlos.

La principal singularidad consiste en la utilización de kéfir como agente fermentador. Así elaboran varios tipos de queso, y como pudimos observar y probar siguen investigando en nuevos tipos y formatos de productos.

Ahora ofrecen los siguientes productos, que se pueden también adquirir en su página web

· Crema de Queso Fresco con Kefir (180 gr), maduración mínima 4 días, elaborado con leche de vaca pasteurizada.

· Queso de pasta blanda enmohecida con Kefir, maduración mínima 30 días, elaborado con leche de vaca pasteurizada.

· Queso Curado Artesano con Kefir, de 2 a 14 meses de maduración, elaborado con leche cruda de vaca.

Los quesos elaborados con leche cruda están sometidos a muchas normas y una maduración mínima de 60 días, pero de este tema que me interesa muchísimo ya hablaré el próximo día.

Tras la visita hicimos una cata de todos sus productos y algún experimento(delicioso, por cierto) en sus oficinas, quedamos impresionados con el sabor y textura inigualables de estos quesos. Nos fuimos con una caja llena, un poco de todo. Le agradezco enormemente a Xuan Carlos el recibimiento y la paciencia, nos encantó conocerle, y poder hablar con él. Me encantaría volver algún día y poder hacer un curso de elaboración de quesos.

Siguiendo sus recomendaciones visitamos la tienda de quesos Umm…que rico y el restaurante L’Alezna tapas donde el cocinero Pedro Martino y Raúl Villabrille, como sumiller, se unen para ofrecer una oferta gastrómica seria en un lugar de encuentro divertido.

Lo que allí encontramos fue una carta de tapas donde conviven lo tradicional y lo creativo, destacan las cuidadas elaboraciones y la calidad.

Yo destacaría la carta de vinos, con una estupenda y variada selección de vinos por copas, eso no es nada facil de encontrar.

Por supuesto allí también se pueden degustar los quesos de los hermanos Villabrille.

L’Alezna tapas está en la calle Celestino Álvarez nº5 -Bajo en Montecerrao, Oviedo.

Los quesos estaban tan ricos que se nos terminaron enseguida, así que no me voy a resistir y voy a llamar para pedir más

Se acerca una cata Pinchín de quesos… ¿alguien se apunta?


LA FOTO DEL QUESO DE PASTA BLANDA ES DEL BLOG  Los Diletantes

Comments (1)

  1. 03/02/2010
    anonimo said...

    pues yo he oido que los Villabrille y Martino se separan…

Leave a Reply