28/12/2011

chocolate con churros

En mi casa la churrera siempre ha sido muy importante, un objeto valioso, como un símbolo del hogar. Y los churros se hacían los domingos, cuando la familia se reunía, o en Deva, donde nos juntábamos muchos a merendar en una mesa larga.

Cuando me fuí a vivir lejos, la primera, o de las primeras cosas, que mi madre me regaló fué la churrera y creo que a mi hermana también, yo me alegro mucho de que lo hiciera y continuaré la tradición cuando tenga la oportunidad.

*Me dice mi madre, después de publicar esto, que la churrera de mi hermana fue un regalo de Marta, una amiga, pa que quede claro ;)

Aunque parezca muy obvio, seguro que hay alguien que no conoce la receta, una de las más agradecidas, por cierto, con dos ingredientes de los más sencillos, agua y harina… bueno tres, porque lleva un pellizco de sal.

ingredientes

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de agua
  • 1 pizca de sal

Se calienta el agua y la sal y cuando comience a hervir se aparta del fuego, se echa toda la harina de golpe y se mezclan removiendo enérgicamente con una cuchara de madera. Duele el brazo pero hay que hacer desaparecer los grumos.

Una vez conseguida una masa pegañosa y lisa se mete en la churrera, hasta arriba, y se cierra. Se gira el mango para conseguir tiras largas de churro, que luego se cortan en trozos que quepan en la sartén en la que vamos a freir.

Se fríen en aceite de oliva muy caliente y se escurren bien y se espolvoréan con azúcar.

Con un chocolate espeso y fuerte están muy ricos.

Yo creo que preparar o que te preparen unos churros porque sí, es una sincera demostración de amor, asi que, en estas vacaciones y fiestas, como no tenemos mucha pasta…

¡a regalar churros!

Comments (2)

  1. 28/12/2011
    lola said...

    y dónde se compra unachurrera?

    • 28/12/2011
      Mónica said...

      En una ferretería bien surtida

Leave a Reply